» IDENTIDAD GRÁFICA

IDENTIDAD GRÁFICA

CONCEPTO

La identidad grafica desenvuelta para la Postulación refleja la experiencia mística vivenciada por Francisco y Jacinta, donde lo real se entrelaza con lo divino. Los niños, el vestuario de la época, las manos en oración, remeten hacia una realidad en equilibrio con lo divino, representado por la luz, por el corazón y la respectiva conversión. En oración, ofrecen su corazón a Dios. Queremos mostrar niños reales que en el contexto de su época no se distinguen de los demás. Son esos niños comunes y corrientes que Dios tocará y les hará vivir una experiencia transcendente. En su simplicidad no consiguen guardar solamente para ellos mismos la alegría interior que Dios les infunde y la belleza de una Señora que da sentido al sufrimiento y pide por la felicidad y la conversión de la humanidad. Francisco y Jacinta viven esta experiencia en complicidad, porque son hermanos, porque son próximos en espacio y en edad, y en esto se distinguen de su prima a quien admiran y quieren seguir como pastores. Mas tarde, ambos compartían juntos la espera por Lucía, cuando esta regresaba con el rebaño.

Los niños están envueltos en tres corazones en rotación, que reflejan la refracción de luz, el brillo y el movimiento interior que sintieron durante las apariciones. Tres es el numero de videntes – Francisco, Jacinta y Lucía – y el tipo de vivencias relacionales experimentadas por los niños (Ángel, Nuestra Señora y Nuestro Señor).

En el centro de los corazones, encontramos dos niños en el corazón de Dios, centrados en Dios y unidos por la oración. La oración es el centro de todo, es en ella que encuentran el sentido para sus vidas, sus circunstancias y sus sacrificios; la oración es el gesto de amor interior y de direccionamiento hacia Dios. Por la oración, los niños se aproximan de su propio corazón y del corazón de Dios.

IDENTIDAD GRÁFICA – VARIACIONES

La identidad gráfica desenvuelta para la Postulación presenta varias versiones, que responden a los diferentes públicos y niveles de comunicación. A la par de la versión institucional, fue creada una versión eclesiástica, direccionada hacia usos mas formales. Sin desviarse del encuadramiento definido para el logotipo, esta versión presenta el follaje de la encina alrededor del símbolo, rematada con la cruz del arco edificado en 1917 en la Cova de Iría.

Paralelamente se desenvolvieron versiones individuales para apoyos específicos que vistan comunicar las características de Francisco y Jacinta. Las dos versiones están fuertemente asociadas a la Luz y a la Naturaleza, por la unión de los niños con la misma. Así, encontramos en la identidad gráfica de Francisco un pájaro, pues le gustaban mucho los animales, y en la de Jacinta un lirio, flor que acostumbraba recoger en la sierra.

Francisco Marto
“De los tres el mas sensible a la naturaleza, le gustan mucho los animales y se apasiona por su flauta.”
en Boletín de los Pastorcitos

Jacinta Marto
“Como a Jacinta le gustaban tanto las flores, de regreso recogía un ramo de lirios y peonias, cuando les había.”
en Memorias de la Hermana Lucía